domingo, 25 de abril de 2010

de algo que probablemente no sabes...




Caminos de Lluvia - Cristina G. Rodero







***
Yo no sé robar miradas
Y casi siempre me pinto de viento
Que nadie sabe ver ahí
ni piensa que le gustaría enfrascar
o alguna vez sentir caricia

No soy esencia de alguna pintura hermosa
Ni tengo el tacto más fino
o la boca más roja del universo

Yo sé que no soy, ni por tantito
más que la torpeza en los pies
en días de furia o rezagados
y tengo a veces la boca seca
y los ojos llenos de lluvia

no sé contonearme como una mujer
quizá porque casi nunca me he sentido
muy segura o diferenciada de los otros

sigo siendo en mí:
 amorfa y forma de lo desarmado
y me miro
y me desmiro destrozada

ilusiones o miradas
que alguna vez amaron
los que se fueron tras la luna
al despertar del día

yo sé que poco tengo
de aquel encanto de hacer al sol reír
e inspirarle confianza

pero aún así, y con todo eso

me gustaría ser
la pieza última de tu sueño más sublime
y no hacerlo cachitos
sino hacer que no quisieras despertar
o despertar y vivirlo (aún mejor)

sé que voy
siguiendo a la nostalgia
porque la amarraron a mis ojos
los que me hicieron

quisiera esta vez
dejar la angustia esta que tengo
de mi abandono
de mi tríbula amargura

quisiera arrebatarme de mí
y tirarme al silencio algarábico de Tú Fantasía
y ser algún centavo por el cual
tal vez detener tu marcha y recoger

y llevar en la palma de la mano
-porque sería un centavo de la suerte
uno para no soltar durante el camino-

quisiera tal vez deshacer mi alma
y el dolor.

ser y sentir

y transformar lo que hay
-que no es calor ni amor ni vuelo-
en el mundo

pero aún con eso

siempre quedas tú con tu buenviento
porque el amor permanece
y levanta

y es, casi siempre
lo que rompe el silencio mental.
lo que causa reflejo risorio
en mi máscara esfacelada

por que cuando niña
me inventé un paraíso
y aún creo
en la hermandad, la lealtad, el amor, y en todo aquello
que nos hace ser seres domesticables
y por tanto,
amables

al cabo,
al fin y al cabo
no sé qué sigo o no siendo
y si en verdad lo soy
o lo busco solamente

Yo sé que a veces no sé moverme sin pensar el paso
Y me tambaleo
O tropiezo
Incluso con mis propias agujetas (desatadas).

Será por eso que las amarro de lado
Para no estorbar cuando camino
funámbula, y como siempre,
distraída y torpe

Estos días no han sido del todo buenos

Sin embargo
Sé que parabién sos
Y siempre estás ahí
con ligereza de tren viajero
con la bondad soleada
en días de nubes

déjame caminar contigo,
déjame siempre ser para ti
todo lo que para mí
no he sido
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dice un pajarito...

Videínes :)

Loading...
se ägradece cön el tambor deL corazón, con puro amör : .