miércoles, 30 de diciembre de 2009

El árbol rojo...

Creo que sí me iré a la playa... Después de tantos remordimientos anticipados e incógnitas acerca de si estaré o no haciendo lo que esté mal, me decidí a irme esos días a la playita, con los amigos.

En algún momento del día sentí miedo.

En otros tristeza.

Tal vez hasta sentí la rabia que caracteriza a las encrucijadas de ese tipo.
A lo mejor si me decidí a irme a la playa y no estar con mi familia en esos días de fiesta y cenas bonitas, y sonrisas, y abrazos; tal vez si soy un poco ingrata y un poco descortés y hasta desconsiderada para con mis padres y mis tías, pero eso no significa que no los quiera.

Si hay algo que valoro, es el amor, y ese de la familia para mí es dorado. Para mí, el que me vaya por unos días no significa que prefiera cualquier otra cosa que a esas personas, que no valgan nada para mí, que no las aprecie, en fin, que no las quiera...

Y creo que parte de la decisión la tomé a raíz de la plática con Jorge, tan leve y tan buenviento guerrero, de quien escuché que debería hacer lo que me llene, lo que me haga sonreír.

Pero la mayor parte se debió al recuerdo de mi Teresa, que la extraño re mucho... Recuerdo a mi abuela tantas veces decirme con la mirada firme y el corazón bien puesto, que uno debe dejarse mover por lo que el sentir decida, de corazón nomás. Uno debe hacer lo que le haga feliz, lo que le llene, sin importar lo que los demás opinen acerca de qué es lo correcto. Si lo correcto nadie lo sabe, más que uno...

Todo dentro de esa relatividad...
                                                 Siempre.

Pues sólo espero que mis papás me perdonen por todos estos pequeños cambios (más) drásticos que he tenido durante estos últimos meses... días... pero yo creo con mucha firmeza que son necesarios para mí.

Hace un mes pensé en este video... Quise almacenarlo, para reír en momentos como este... Y con motivo de un año más recién completado. Lista y bien puesta para otro. Que traiga los mejores colores. :]




. : El árbol rojo : .

martes, 29 de diciembre de 2009

Una rolilla de S. O. J. A.

Open my eyes...

   
...Freedom:
I open my eyes each morning I rise, to find a true
thought, know that it's real, I'm lucky to breathe,
I'm lucky to feel, I'm glad to wake up, I'm glad to be
here, with all of this world, and all of it's pain, all
of it's lies, and all of it's flipped down, I still
feel a sense of freedom, so glad I'm around...


lunes, 28 de diciembre de 2009

Año nuevo...

Ay, ay... Las fiestas. Pues de fiesta sí me la he pasado, toodos los días. Con el solo hecho de no tener que desvelarme involuntariamente y poder dormir hasta que mis párpados ya no sean párpados, me basta... Por lo menos por este rato de vacaciones...

Sólo que no sé qué tan bien me hace estar sola.
Bueno, sí podría aprovechar machín el tiempo, pero, por ejemplo: siento que hoy ha sido el día más provechoso que he tenido desde que salí de vacaciones... En la mañana me fui a hacer ejercicio y de paso me llevé a Fito y Frida conmigo. Regresé y dormí(mos) [un sueño muy productivo, por cierto], desperté, comí y leí. Volví a dormir. Y ahora tengo ganas de salir al parque, de ver amigos.

Me frustro cuando me siento así de vacía (en general coincide con los días en que no veo al Palomo)... Y mejor debería ponerme a repasar todo el pedo del semestre, prepararme para el que viene, por lo menos un poco para no atrasarme tanto al regreso... Ponerme al pedo en el piano, encontrar un buen maestro de saxo. Ahora que hay tiempo de esos debrailes exclusivos de un ocio tan productivamente sensible y viceversa.

Un Fito.


Una Frida.


Un parque.


Un amigo.


Creo que sólo haría falta un chocolate o algo así :)
Jeje. Toda loca.


Ahh, hoy es cumple de mi carnal... :)


sábado, 26 de diciembre de 2009

Cuarto movimiento: La realidad

Hice un barquito de papel para irte a ver: se hundió por culpa del rocío.
No me preguntes cómo vamos a cruzar el río...


martes, 22 de diciembre de 2009

Tu mirada...

Al girar te ví... 
 Y sabes algo?

 
         You have
                the mOst
                      BeautifuL*
                                 ëyës...




miércoles, 16 de diciembre de 2009

Mi calma...

Y toda calma vuelve tan sólo con la mirada del palomo...
Esa sonrisa...

¿En qué momento me volví tan vulnerable? :S

Stop

Siguen tendidas y el sol baila....


Sin embargo,

da otro stop más a mis alas

y el nido quedará vacío.



No es que yo quiera, pues.


martes, 15 de diciembre de 2009

Quiero dormir de lluvia...

Quiero dormir de lluvia y morir,
             (de noche acaso el dulce cae)
si es que muero esta noche,

Encima nomás de las veinte danzas
de las flores que soñó la primavera.

Andar con pies limpios y descalzos
con los ojos perdidos y puntuales
en el espejo ondeante de los tuyos,

Con los labios náufragos
     en tu vientre pirata,
         leñero y navegante
               y con mareas.

Me lanzo al vacío marino:
Que a estas horas hierve el cielo.
Me arrojo,
Pero el mar no contesta:
   Será acaso que no habla.
   Será que se ha quedado mudo.

Su Muda Algarabía
Y la otredad del silencio grita
Muy por encima del ideal de lo sublime.

Voy con mis pasos suaves
   cual suspiros
persiguiente de sombras empolvadas.

Bastaría con que alguna vez
detuvieras el tiempo
y borrar cicatrices
para encontrar esa luz
encima
justo detrás tuyo.


.Fer.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Ah, lo había olvidado... Desde el otro día quería subir este videíto...

Porque hay que sentir con atención.

No sólo porque hay en el cuerpo un cerebro que lo procesa todo...



Lo importante es saber que no sólo se ve con los ojos...


No se necesita mucho para un andar contento :)

Hoy descubrí (mejor dicho, acepté) que tengo una terrible intolerancia a la frustración... Ya lo había sospechado...
Al final de cuentas el año se me fue de agua y lloros, y ni me dí cuenta de que cada vez está más cerca la fecha de vencimiento.

Y estos días he andado pensando en eso de la falta de interés, la falta de conciencia entre los que se dicen ser "humanos", como decía Einstein, cada vez sabemos más, pero comprendemos menos...
¿Por qué si somos tan parecidos a los animales, y es básicamente el cerebro y el lenguaje lo que nos diferencía, no puede ser esto mismo lo que nos acerque a esa manera tan respetuosa que tienen ellos de vivir sin malvivirse?

Pues es que creo que el defecto de eso tan especial que tenemos es el egoísmo, que nos hace ser crueles con todo lo que tenemos al rededor. A lo mejor es inconsciente, como por ejemplo el hecho de que cada vez nos hacemos más fríos, más indiferentes, si vemos en la calle un perrito muerto o un niño con la mano tendida en medio de una jauría de carros que igual podrían asesinarlo y seguir su camino como si nada hubiera pasado.

A lo mejor (espero que no), es sólo una manera de hacerse una coraza para no salir lastimado, para no sufrir las inmundicias de esta vida REAL como si fueran de uno, para no ser el reflejo de eso que existe y daña, porque igual podríamos ser nosotros, -que ahora tenemos todo (o por lo menos no nos falta nada) y andamos por ahí comentando los resultados del fin de semana futbolero, la nueva pasarela de moda, o el nuevo auto convertible que salió al mercado (pero sin la posibilidad inmediata de adquirirlo)- podríamos ser nosotros uno de aquellos millones de niños que se mueren desnutridos mil veces al año, ya sin mencionar si están a la vuelta de la esquina o del otro lado del mundo, y salen en cifras muy rojitas en las gráficas y reportes tan formales de la ONU, junto a la novedad - y ni tan novedosa-, de que vivimos en una sociedad que cada vez tiene más niños obesos. 

A lo mejor esa insensibilidad autocreada se ha vuelto un reflejo automático de la nuestra cotidianeidad, algo que se vuelve, con el paso de los días, ineludible, pero a la vez algo, de lo que sabemos pero no damos reconocimiento, nos mata.

Sí, creo que es algo así, que nuestro cerebro, tan finamente inteligente y capaz de los reflejos y pensamientos más concretos y abstractos -y lo repito con corbata, como siempre lo ponen los investigadores y superioristas-, pone en marcha este sistema de autoprotección cuando nos encontramos frente a situaciones que representan un peligro para la integridad psíquica de uno. Y ya decía yo que somos como pequeños computadores, pero anti-apoptóticos, porque el suicidio siempre ha sido cosa del demonio, como dicen los padres y las abuelitas. Creo que estos comportamientos, inconscientes (y más que una explicación esto parece un pretexto para seguir en la comodidad de nuestra indiferencia), son un medio de auto-defensa.

Sin embargo yo veo que nos han ido carcomiendo el alma, ese sentido de humanidad, esa capacidad de sentir propio el sentir ajeno. Creo que si nos abriéramos un poco a esta posibilidad de observar y sentir (ya sin mencionar tanto el pensar, pero sin obviar tampoco su obvia importancia), podríamos comprender mucho más de los males que aquejan a esta sociedad y hacen cánceres de nosotros.

Esa capacidad de poder ponerse del lado del otro, y traer su sentir dentro, como si fuera uno quien lo está viviendo, para así poder entender qué estamos haciendo mal, para hacer conscientes nuestros errores y ver qué es lo que podemos, individual(y con esto colectiva)mente llevar un andar pulcro, que se refleje en nuestra gran e inteligente sociedad de seres pensantes y desarrollados.

Haría falta engendrar un poquito de conciencia al asunto.


Y es que yo no quiero andar por ahí, diciendome humana y presumiendo mi supuesto intelecto o el famoso puto desarrollo del que últimamente se habla mucho (y que nomás es un slogan que vende muchos falsoscielos pero nos lleva cuesta abajo), si es que ando por ahí tragándome lo que pasa sin mostrar síntomas de indigestión ante escenas de sufrimiento, violencia, humillación, indiferencia, como hacen muchos.

                              Yo no puedo.

No puedo ver esas cosas sin que mi corazón siquiera se acelere, o las manos me tiemblen de coraje e impotencia, porque siento que a veces mi estar es demasiado absurdo, que no puedo hacer nada, si siento que no puedo marcar un cambio positivo en la puta sociedá, si siento que más que vivir, estoy desviviendo y el tiempo corre y la Pacha Mama está agonizando, por culpa de parásitos como yo, ya no mencionando a nadie fuera de mí. Ese sentir me asalta frecuentemente, sin embargo no me quiero pasar los días pensando que el mundo no va a cambiar, si sé que puede cambiar, aunque estoy consciente de que no sucede de un día a otro. 

Creo en la capacidad mental que posee la mujer y el hombre (ya no involucrando ahorita la palabra "humano") de poner en marcha su conciencia, y considerar el sentido de algo que cercanamente podemos llamar respeto, a todo.

Creo que es necesario preocuparse y sobretodo ocuparse, y comenzar dejando a un lado un poco el instinto, y ese reflejo de auto-protección y automatismo, considerar un cambio en la manera de accionar, creo que somos capaces de crear y no ser impasibles durante el paso de los días (que estúpidamente creemos eternos), y no dejar que pasen años y años viviendo ignorantes de nuestra condición humana y finita sin ser capaces de acabar con la lacra de pensamientos, palabras, sentimientos y acciones que hacen que nos estemos pudriendo como seres individuales y colectivos.

Yo pienso andar por aquí, por allá, pero siempre con el amor como bandera.



A mis hermanos (y no hermanos), de lucha, de sangre, de corazón...

Una cordial y atenta invitación al amor y a la conciencia.

martes, 1 de diciembre de 2009

De mi ausencia de luz... y de sombra

Ya a dos semanas de que termine este mar de pesares :S
Muchísima tarea, mucho mucho que estudiar... Siento que de tanto que es, no aprendo...
He pensado muchísimas cosas en estos días... He pensado en el amor y en la vida, he pensado muchísimo en la soledad y en la muerte, he pensado muchísimo a mi Teresa... Todos los días, todos, todas las mañanas, todas las noches. La extraño demasiado. Estos días últimos he estado de más de chillona. Yo creo una mezcla entre el SPM y todo lo que ha llegado este semestre (y lo que se ha ido).
Se me ha ido tiempo, me han llegado unas tristecillas, pero también un amor ha nacido. Me ha llegado mucha nostalgia, aunque ya sé que siempre nostalgio.
Suelo hacer fotografías mentales, y me gustaría congelar el tiempo, la vida, el universo en ese instante, en esa imagen, o en algún sonido. Cómo me gustaría saber lo que va a pasar, o mejor dicho, que no pase ya nada, quedarme sentada a la orilla de un río y sólo dejar de llorar. No sé porqué me dan tantas ganas de llorar, últimamente tengo tantas ganas de gritar, de correr, de salir volando, de lloverme y ya. Yo sé que esas son mamadas de niñita cobarde, pero aún no logro descifrar mi estar.
Me resulta muy complicado encontrarme sola, que yo sé que tal vez sí lo estoy, pero me refiero a esa soledad universal, a esa que será toda la vida. No sé cómo sobrevivir a eso, toda la vida, toda la vida. Yo siempre he creído mucho en el amor, ese también universal, pero en estos días, creo que se me ha olvidado mucho volar. Creo que siento mucha tristeza y mucho gris profundo en mi sentir. Quiero sobrevivir a esto, no es muy bueno que digamos estar tan llena de nada. Yo quiero entregarme entera, al mundo, a la gente, a las cosas, a todo y también a nada. Y bien cierto es que debo aprender a aceptarme. Bueno es que ya me conozco, así me ahorro ese paso. Con toda mi histericia y mi neurosis. Ya no quiero estos vaches, estas redes, estos abismos, estas trabas que yo sola me pongo.
Sólo quiero estar tranquila, contenta con lo que hago, con quien estoy, y con quien no esté, tranquila y contenta. Esa es algo así como mi meta este año...
También darme cuenta de muchas cosas o aceptarlas.
A ver qué sale.
Mejor me pongo a las tareas, que hay de sobra...


      Atardeció y el reflejo del sol me nubló la vista.


Alcé los ojos y solo encontré la noche en los árboles que dormían a la orilla del río.

                                   Ecó la oscuridad hasta en el fondo del agua.

                Y la luna rió entonces de mi ausencia de luz...

                                                                                  y de sombra.

.Marifer.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Una invitación al vuelo...


Con muchas palabras, pero también muchísima tarea y estudio y aaaah!!! Me voy a volver loca, (jaja, ya lo estoy, pues...). Me refiero a que ya quiero y a la vez no quiero que termine el semestre, es demasiado pronto, y yo siento que me quedo...
Tres semanas... tres...
Tengo que llegar.
A huevo.
Y me va a ir muy bien... Tengo que echarle ganas si me quiero ir de intercambio el semestre próximo al que viene... :)

Bueno, un texto hermoso...
Ojalá este pensar-sentir predominara en nosotros...


Una invitación al vuelo



Milenio va, milenio viene, la ocasión es propicia para que los oradores de inflamada verba peroren sobre el destino de la humanidad, y para que los voceros de la ira de Dios anuncien el fin del mundo y la reventazón general, mientras el tiempo continúa, calladito la boca, su caminata a lo largo de la eternidad y del misterio.

La verdad sea dicha, no hay quien resista: en una fecha así, por arbitraria que sea, cualquiera siente la tentación de preguntarse cómo será el tiempo que será. Y vaya uno a saber cómo será. Tenemos una única certeza: en el siglo veintiuno, si todavía estamos aquí, todos nosotros seremos gente del siglo pasado y, peor todavía, seremos gente del pasado milenio.


Aunque no podemos adivinar el tiempo que será, sí que tenemos, al menos, el derecho de imaginar el que queremos que sea. En 1948 y en 1976, las Naciones Unidas proclamaron extensas listas de derechos humanos; pero la inmensa mayoría de la humanidad no tiene más que el derecho de ver, oír y callar. ¿Qué tal si empezamos a ejercer el jamás proclamado derecho de soñar? ¿Qué tal si deliramos, por un ratito? Vamos a clavar los ojos más allá de la infamia, para adivinar otro mundo posible:


El aire estará limpio de todo veneno que no venga de los miedos humanos y de las humanas pasiones;

en las calles, los automóviles serán aplastados por los perros;


la gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por la computadora, ni será comprada por el supermercado, ni será mirada por el televisor;

el televisor dejará de ser el miembro más importante de la familia, y será tratado como la plancha o el lavarropas;

la gente trabajará para vivir, en lugar de vivir para trabajar;

se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez, que cometen quienes viven por tener o por ganar, en vez de vivir por vivir nomás, como canta el pájaro sin saber que canta y como juega el niño sin saber que juega;


en ningún país irán presos los muchachos que se nieguen a cumplir el servicio militar, sino los que quieran cumplirlo;


los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo, ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas;

los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas;

los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos;


los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas;

la solemnidad se dejará de creer que es una virtud, y nadie tomará en serio a nadie que no sea capaz de tomarse el pelo;

la muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes, y ni por defunción ni por fortuna se convertirá el canalla en virtuoso caballero;


nadie será considerado héroe ni tonto por hacer lo que cree justo en lugar de hacer lo que más le conviene;


el mundo ya no estará en guerra contra los pobres, sino contra la pobreza, y la industria militar no tendrá más remedio que declararse en quiebra;


la comida no será una mercancía, ni la comunicación un negocio, porque la comida y la comunicación son derechos humanos;


nadie morirá de hambre, porque nadie morirá de indigestión;

los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura, porque no habrá niños de la calle;


los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero, porque no habrá niños ricos;

la educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla;


la policía no será la maldición de quienes no puedan comprarla;

la justicia y la libertad, hermanas siamesas condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda;


una mujer, negra, será presidenta de Brasil y otra mujer, negra, será presidenta de los Estados Unidos de América; una mujer india gobernará Guatemala y otra, Perú;

en Argentina, las locas de Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental, porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria;

la Santa Madre Iglesia corregirá las erratas de las tablas de Moisés, y el sexto mandamiento ordenará festejar el cuerpo;

la Iglesia también dictará otro mandamiento, que se le había olvidado a Dios: «Amarás a la naturaleza, de la que formas parte»;


serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma;

los desesperados serán esperados y los perdidos serán encontrados, porque ellos son los que se desesperaron de tanto esperar y los que se perdieron de tanto buscar;

seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de justicia y voluntad de belleza, hayan nacido donde hayan nacido y hayan vivido cuando hayan vivido, sin que importen ni un poquito las fronteras del mapa o del tiempo;

la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses; pero en este mundo chambón y jodido, cada noche será vivida como si fuera la última y cada día como si fuera el primero.


Eduardo Galeano

Patas arriba. La historia del mundo al revés.


lunes, 23 de noviembre de 2009

Siempre el vuelo es cosa de uno...

Aquí un empujoncito :]




Y que no falte la segunda parte...




Un beso fresco :)


domingo, 22 de noviembre de 2009

Feliz día del músico...

Un día como hoy hace 20 años llegué a este sitio. Se me hace muy raro todo esto de cumplir años... No sé, me pongo a pensar y en realidad no lo he disfrutado, pero tampoco es lo peor del mundo. Es decir, ando rara. Bueno, siempre ando rara, pero en especial hoy fue un día un poco feo. Lo único bonito fue la mañana-tarde contigo, que siempre es especial...
Anoche me escapé y fui a ver a la Orquesta de Gil Cervantes de Jazz... Muy chido, la verdad. También buenísima la compañía :] ... Y pues de ahí a celebrar un poco los nuevos días, los años extraños y extraordinarios que guardan el orden de este caos al que llamamos vida... Yo, acerca de aquello de cumplir años, sólo tengo una pregunta para el tiempo: ¿Qué es lo que pretendes conmigo o qué es lo que se supone debería hacer? :S
Cierto es que la música la traigo como signo, desde el día en que nací, pero ¿qué hago?... Ya sé que eso no es importante, por mi insignificancia humana, pero no puedo evitar pensar en ello, y en qué pasaría en este lapso corto de vida en caso de que decidiera optar por una vida de músico. ¿Igual, mejor o peor? Pues no lo sé, pero esas questiones me han venido fastidiando desde hace como 3 años que salí de la preparatoria, y la verdad es que me siento un poco harta... ¡¡¡No sé qué haceeer!!! A veces siento que no tengo vocación para la medicina, o que no podré, pues es una carrera que demanda muchísimo tiempo, atención, cuidados, más tiempo de estudio, mucho mucho trabajo, y yo tengo además interés en un chorrísimo de cosas más, entonces me confundo... Aunque también es muy cierto que hay momentos en que lo disfruto demasiado y no quisiera estar en ningún otro lado.
Por otra parte, con la música, aunque me gusta muchísimo más, me siento igual de incapaz e impotente. Por el hecho de que no empecé cuando tenía 5 años, y pues a veces me siento medio tarada por los 3 años que ya perdí, en que hubiera podido comenzar y avanzar mi carrera. También me pesa ese pedo ( y ya sée, ya sé que no deberíaa, pero es demasiada presión social y familiar) de lo económico, siempre toda la gente diciendo que de músico "te mueres de hambre" y mamadas por el estilo... No sé qué debería hacer, y estoy llegando a un punto en que se me hace ridículo hasta cuestionarlo, pero aún así no puedo decidirme ni dar el paso...
No siento mucho apoyo de otros lados, a decir verdad me estoy sintiendo un poco sola, como cuando estaba en primaria... Una ñiñilla ahí nomás, observando cómo la vida pasa y el mundo gira, y todo cambia y se destruye y se degenera, y ella nomás rogando que se detenga...
Sí tengo miedo. Tengo mucho miedo de no ser capaz de lo que decida hacer, tengo miedo de cambiar lo que estoy haciendo, y pues me intriga hacer algo distinto (mezcla de fascinación y terror). Y pues también tengo miedo de lo que vayan a decir mis papás...
Pero sobre todo tengo miedo a que no me vaya bien en lo que haga... Y pues obvio también tengo miedo de hacer algo que no disfrute...
Jajaja, imaginaba que saldría a flote el tema en cualquier momento, ya que está muy vivo ese pedo en mí... Y pues, aquí está, mi miedo.
Soy un saquito de vísceras y miedos, pero tengo sueños, así que eso debe alegrarme :] ...

Así que ahorita, pos ejemplo, ya me tengo que poner a hacer tarea, cosa que no hice en todo el fin, no por falta de tiempo, como siempre digo, sino por falta de ganas... Porque bien podría mandar al carajo a todo y a todos y ponerme agusta y tranquilamente a leer y estudiar, pero no lo hago, simplemente porque me fastidio, o me da flojera... ¿Qué harée, qué haré? Siento que no sé hacer nada, y no puedo ser buena en nada, por menos cierto que pueda eso llegar a ser...
Pero bueno, ya sé que le tengo que echar ganas mientras, sólo falta un mes para que se acabe todo este pedo del semestre, así que prometo no quejarme más, dentro de las próximas... 24 horas...





sábado, 21 de noviembre de 2009

Podrido

Así me siento el día de hoy. No puedo estar bien con mi madre, y eso me trae lluvias. Me siento muy confundida, no sé qué hacer para que me acepte o qué pedo. Se me escapa, cualquier mínimo error que cometo, me lo seguirá recalcando toda la vida, cuando vuelva a cometer más errores, y así eternamente... Ya sé que soy lo que no quiere, que soy lo que la estresa y lo que la hace no querer llegar a mi casa. Por como soy, por lo que hago, por lo que no hago y por lo que hago mal, por como me comporto, así de voluble, cambiante e impredecible, y porque me quejo de lo que me quiere imponer cuando considero que no es justo...
Ojalá vengan días mejores, aunque ella diga que no puede ser ni mi madre, ni mi amiga...

Podrido

Todo está podrido.
Grisáceo el color del caos
las ballenas devorándolo todo,
la luz, los espejos,
los ojos, los árboles.
Todo arde ante el juicio del fuego.
El viento y sus joyas,
la paz, las voces,
las manos y los días,
los cuentos, los sueños
el sudor y las frentes
Todo es nada al juicio del fuego.
Y mientras muere la vida
aquí
todo seguirá estando podrido.

.Marifer.

Bueno, aprovechándome de mí misma, y del espacio, pongo una canción del buen Yann...


Y ps la letra...


It’s hard, hard not to sit on your hands
And bury your head in the sand
Hard not to make other plans
And claim that you’ve done all you can all along
And life must go on
It’s hard, hard to stand up for what’s right
And bring home the bacon each night
Hard not to break down and cry
When every idea that you’ve tried has been wrong
But you must go on

It’s hard but you know it’s worth the fight
'Cause you know you’ve got the truth on your side
When the accusations fly, hold tight
Don’t be afraid of what they’ll say
Who cares what cowards think, anyway
They will understand one day, one day

It’s hard, hard when you’re here all alone
And everyone else has gone home
Harder to know right from wrong
When all objectivities gone
And it’s gone
But you still carry on
'Cause you, you are the only one left
And you’ve got to clean up the mess
You know you’ll end like the rest
Bitter and twisted, unless
You stay strong and you carry on

It’s hard but you know it’s worth the fight
'Cause you know you’ve got the truth on your side
When the accusations fly, hold tight
Don’t be afraid of what they’ll say
Who cares what cowards think, anyway
They will understand one day, one day

jueves, 19 de noviembre de 2009

Una explicación de mí, hacia mi misma...

Iba a poner esto en donde se supone que pones tu descripción y esas cosas raras, pero ps tenía un máximo de poquitos caracteres :P Jajaja, no, ps así no... Aquí está, mejor. Igual es de las pocas cosas que he escrito desde que borré todo lo que había posteado en secundaria y prepa... No sé si me arrepiento. No creo. De todos modos creo que siempre es bueno empezar a escribir. Reconfortan las hojas limpias, esperando el sentimiento de unos cuantos rayones y garabatos. ¡Cómo hablo cuando escribo! A veces creo que la elocuencia y esa soltura deberían acompañarse de mi voz...

Esta soy yo (en mi muy distorsionada percepción de mí, claro está... pero es sólo una percepción)...
Ici moi: Chaparra, extrasensible, voladora, musiquera, loca, artista, fuerte, clara, animalera, natural, enojona, voluble, distraída y un poco impaciente. Tristealegre, melancólica, me gustan las soledades, pero también disfruto las buenas compañías, las buenas noches, colecciono buenos y uno que otro mal rato. Soy distraída, muy amorada, muy chillona, no olvido miradas ni sonrisas. Obstinadísima y berrinchuda. Si vivo entre malezas, hago unos cuantos bosques de colores. Muy amiguera, pero de las chidas =). Amo las primeras luces del día, el olor fresco de la mañana, a tierrita mojada, amo atardeceres, la mejor luz a las siete y media. Soy muy obstinada, soñadora, creativa. Cabrona. Perfeccionista, acomplejada. Adoro una buena siesta, un buen libro. On ne voit pas qu’avec le coeur: L’essentiel est invisible pour les yeux… Poetona de calles y de nubes, inteligente, más sencilla y complicada que nunca, ecoloca, disfruto mucho los sonidos del agua y olfatear cosas. Curiosa y desesperada. Me gusta pisar las hojas secas, el sonido, la sensación. Adoro las cosas dulces y calientitas. El chocolate... Me gusta escuchar a un amigo y si puedo, dar algún consejo. Rara, apasionada, me gustan los vestiditos, los colores y las luces. Soy idealista y humana. Amo libre. Muy entregada. Terca. Amor es luz al natural. Chingona, a veces tranquilona, otras acelerada. Abrazo árboles y les hablo a las flores. Naturaleza, Tierra, Animales, Personas. Soy Orgánica, buenavibra, buenamiga, buenviento. Me gusta la mota =). Creo en el equilibrio y en la ley natural. No dioses ni gobiernos, sino conciencia individual y colectiva: organización. Amo Música como a nada. Bailadora, amo la danza, los libros, el cine, la foto, el arte en general. Me gustaría ser un excelente médico algún día. Me gustan las lluvias, para esperar o para caminar, para dormir o para llorar. Disfruto ver personas reír o perritos alegres con colitas jacarandosas =). Me encanta imaginar cositas y amo las cosas que crujen. Sigo un buen disco, una buena causa. Un café calientito en mañana fría. Trato de ser impecable e implacable. Me viajo y vuelo con las buenas rolas. Analítica y a veces introvertida. Payasa a veces. Me da miedo la gente hipócrita y me entristece la indiferencia. Distraída. Me gustan los viajes (todos los viajes) y los helados. Una noche estrellada, un buen vino, una fogata. El mar. Sí creo en la Raza Cósmica. Medio jipi, me gusta reír hasta llorar, tumbarme al piso frío con los calores, caminar por el pasto descalza, tirar piedritas al agua (aaah, los sonidos de la lluvia y el agua). Un buen abrazo, besar, amar. Lo mejor es despertar con el amor a lado… Escuchar, tocar, gustar, oler, observar. Oír a los grillos, a los sapos, a las vacas y a los pájaros. Me pierdo en las miradas y sonrisas que amo. Renegada y rebelde, según mi madre. De corazón abajo y a la izquierda. Sueño volar. Creo en utopía y esperanza.

Videínes :)

Loading...
se ägradece cön el tambor deL corazón, con puro amör : .