domingo, 21 de marzo de 2010



Ventana, asfixia.



Noche helada y


mordaz la nube.


La lluvia, los cristales.

Viento triste


y mar amargo,


              lastimero.



Luz tenue,


Sol naciente,


          instantáneo.


La luz y el agua,


La sombra:


           Diluida sombra.


Atardecer grácil y ligero.

Sol supino,


           incandescente.


Ventana y brisa.


Sonrisa grácil


y acuarela.


Aah, pues sí. Resulta que no fui a Calle 2 a ver a The Locos, ni a Chapu al festival de la música... Pero eso sí, ¡¡me quedé dormidaa!! :S
Horrible de por sí ya es quedarse dormido en la tarde y despertar a quiénsabequéhora toda desubicada en casi las 3 esferas, con la oscuridad encima y más frustración de la que ya podías haber tenido.
No hice tarea, ni leí, ni practiqué. Es que en verdad los días son humo.
Salí hace rato con Jorge al parque, y fue bonito, como siempre, poder ver el atardecer. Quisimos ver Babel, pero me quedé dormida!! y al despertar, estaba no en donde debía estar...
Total, todo es un caos en mí. Empiezo el finde bien, con el ánimo más grande. Y el domingo se reduce a unas someras horas, que de por sí ya son efímeras...
Mañana el cardiomaratón. Supongo que va a ser un fraude, debido (obvio) a la mala organización que hay... Ya ni me quiero imaginar cómo sucederán las cosas. Igual mañana estaré enclaustrada en mi cuartito de colores, haciendo, leyendo, organizando, escuchando, escribiendo, sabiendo, aprendiendo y desaprendiendo...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dice un pajarito...

Videínes :)

Loading...
se ägradece cön el tambor deL corazón, con puro amör : .