lunes, 22 de marzo de 2010

La primavera te trajo, arropado entre flores y semillas...

A vos, que naciste como flor febril del horizonte. A vos que arrivaste igual que Primavera, comiendo fríos y sombras, pintando todo con tu luz... Esa luz tuya. Luz de ojos claros caminantes... 21 veces mil me hundí en vos, me perdí en la imagen de tu universo insondable. No sé yo qué haya detrás del mar. Pero igual ya sabés, desde siempre, lo que siento.
Buen 21, Palomo...

Ojalá supiera cómo estar, cómo hablar... Quería escribirte algo lindo. Algo largo y tendido, que significara más cosas que este felicidades y así... Sólo que ando cansada, y la noche parece ser corta y ocupada...
Me empiezo a sentir más bruta, y cada día soy una mejor adolescente.
Supongo también que si cosas van, algunas otras tal vez vengan...
¿Qué traerá la ciudad a mí?
Si se ha ya llevado lo más esencial e imprescindible...
O ¿qué es lo que debo a la vida?, para haberme despojado de las lucecitas con que solía imaginarme en tí... 
Puta que te extraño.
Y además, ayer salió mi hermano a Europa. Pero eso es algo de lo que no sé hablar por ahora... Lo voy a extrañar también... 
Ya me tomaré el tiempo y la libertaad, de escribir las horas... 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dice un pajarito...

Videínes :)

Loading...
se ägradece cön el tambor deL corazón, con puro amör : .