domingo, 22 de noviembre de 2009

Feliz día del músico...

Un día como hoy hace 20 años llegué a este sitio. Se me hace muy raro todo esto de cumplir años... No sé, me pongo a pensar y en realidad no lo he disfrutado, pero tampoco es lo peor del mundo. Es decir, ando rara. Bueno, siempre ando rara, pero en especial hoy fue un día un poco feo. Lo único bonito fue la mañana-tarde contigo, que siempre es especial...
Anoche me escapé y fui a ver a la Orquesta de Gil Cervantes de Jazz... Muy chido, la verdad. También buenísima la compañía :] ... Y pues de ahí a celebrar un poco los nuevos días, los años extraños y extraordinarios que guardan el orden de este caos al que llamamos vida... Yo, acerca de aquello de cumplir años, sólo tengo una pregunta para el tiempo: ¿Qué es lo que pretendes conmigo o qué es lo que se supone debería hacer? :S
Cierto es que la música la traigo como signo, desde el día en que nací, pero ¿qué hago?... Ya sé que eso no es importante, por mi insignificancia humana, pero no puedo evitar pensar en ello, y en qué pasaría en este lapso corto de vida en caso de que decidiera optar por una vida de músico. ¿Igual, mejor o peor? Pues no lo sé, pero esas questiones me han venido fastidiando desde hace como 3 años que salí de la preparatoria, y la verdad es que me siento un poco harta... ¡¡¡No sé qué haceeer!!! A veces siento que no tengo vocación para la medicina, o que no podré, pues es una carrera que demanda muchísimo tiempo, atención, cuidados, más tiempo de estudio, mucho mucho trabajo, y yo tengo además interés en un chorrísimo de cosas más, entonces me confundo... Aunque también es muy cierto que hay momentos en que lo disfruto demasiado y no quisiera estar en ningún otro lado.
Por otra parte, con la música, aunque me gusta muchísimo más, me siento igual de incapaz e impotente. Por el hecho de que no empecé cuando tenía 5 años, y pues a veces me siento medio tarada por los 3 años que ya perdí, en que hubiera podido comenzar y avanzar mi carrera. También me pesa ese pedo ( y ya sée, ya sé que no deberíaa, pero es demasiada presión social y familiar) de lo económico, siempre toda la gente diciendo que de músico "te mueres de hambre" y mamadas por el estilo... No sé qué debería hacer, y estoy llegando a un punto en que se me hace ridículo hasta cuestionarlo, pero aún así no puedo decidirme ni dar el paso...
No siento mucho apoyo de otros lados, a decir verdad me estoy sintiendo un poco sola, como cuando estaba en primaria... Una ñiñilla ahí nomás, observando cómo la vida pasa y el mundo gira, y todo cambia y se destruye y se degenera, y ella nomás rogando que se detenga...
Sí tengo miedo. Tengo mucho miedo de no ser capaz de lo que decida hacer, tengo miedo de cambiar lo que estoy haciendo, y pues me intriga hacer algo distinto (mezcla de fascinación y terror). Y pues también tengo miedo de lo que vayan a decir mis papás...
Pero sobre todo tengo miedo a que no me vaya bien en lo que haga... Y pues obvio también tengo miedo de hacer algo que no disfrute...
Jajaja, imaginaba que saldría a flote el tema en cualquier momento, ya que está muy vivo ese pedo en mí... Y pues, aquí está, mi miedo.
Soy un saquito de vísceras y miedos, pero tengo sueños, así que eso debe alegrarme :] ...

Así que ahorita, pos ejemplo, ya me tengo que poner a hacer tarea, cosa que no hice en todo el fin, no por falta de tiempo, como siempre digo, sino por falta de ganas... Porque bien podría mandar al carajo a todo y a todos y ponerme agusta y tranquilamente a leer y estudiar, pero no lo hago, simplemente porque me fastidio, o me da flojera... ¿Qué harée, qué haré? Siento que no sé hacer nada, y no puedo ser buena en nada, por menos cierto que pueda eso llegar a ser...
Pero bueno, ya sé que le tengo que echar ganas mientras, sólo falta un mes para que se acabe todo este pedo del semestre, así que prometo no quejarme más, dentro de las próximas... 24 horas...





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dice un pajarito...

Videínes :)

Loading...
se ägradece cön el tambor deL corazón, con puro amör : .