martes, 1 de diciembre de 2009

De mi ausencia de luz... y de sombra

Ya a dos semanas de que termine este mar de pesares :S
Muchísima tarea, mucho mucho que estudiar... Siento que de tanto que es, no aprendo...
He pensado muchísimas cosas en estos días... He pensado en el amor y en la vida, he pensado muchísimo en la soledad y en la muerte, he pensado muchísimo a mi Teresa... Todos los días, todos, todas las mañanas, todas las noches. La extraño demasiado. Estos días últimos he estado de más de chillona. Yo creo una mezcla entre el SPM y todo lo que ha llegado este semestre (y lo que se ha ido).
Se me ha ido tiempo, me han llegado unas tristecillas, pero también un amor ha nacido. Me ha llegado mucha nostalgia, aunque ya sé que siempre nostalgio.
Suelo hacer fotografías mentales, y me gustaría congelar el tiempo, la vida, el universo en ese instante, en esa imagen, o en algún sonido. Cómo me gustaría saber lo que va a pasar, o mejor dicho, que no pase ya nada, quedarme sentada a la orilla de un río y sólo dejar de llorar. No sé porqué me dan tantas ganas de llorar, últimamente tengo tantas ganas de gritar, de correr, de salir volando, de lloverme y ya. Yo sé que esas son mamadas de niñita cobarde, pero aún no logro descifrar mi estar.
Me resulta muy complicado encontrarme sola, que yo sé que tal vez sí lo estoy, pero me refiero a esa soledad universal, a esa que será toda la vida. No sé cómo sobrevivir a eso, toda la vida, toda la vida. Yo siempre he creído mucho en el amor, ese también universal, pero en estos días, creo que se me ha olvidado mucho volar. Creo que siento mucha tristeza y mucho gris profundo en mi sentir. Quiero sobrevivir a esto, no es muy bueno que digamos estar tan llena de nada. Yo quiero entregarme entera, al mundo, a la gente, a las cosas, a todo y también a nada. Y bien cierto es que debo aprender a aceptarme. Bueno es que ya me conozco, así me ahorro ese paso. Con toda mi histericia y mi neurosis. Ya no quiero estos vaches, estas redes, estos abismos, estas trabas que yo sola me pongo.
Sólo quiero estar tranquila, contenta con lo que hago, con quien estoy, y con quien no esté, tranquila y contenta. Esa es algo así como mi meta este año...
También darme cuenta de muchas cosas o aceptarlas.
A ver qué sale.
Mejor me pongo a las tareas, que hay de sobra...


      Atardeció y el reflejo del sol me nubló la vista.


Alcé los ojos y solo encontré la noche en los árboles que dormían a la orilla del río.

                                   Ecó la oscuridad hasta en el fondo del agua.

                Y la luna rió entonces de mi ausencia de luz...

                                                                                  y de sombra.

.Marifer.

2 comentarios:

  1. Sí, no hay más remedio que aceptar las cosas como son, es la mejor manera de hacer la vida más soportable.

    Anímate! ;-)

    ResponderEliminar
  2. Anonimo...1:39 a.m.

    no te preocupes es normal sentise asi, pero recuerda que la vida en si se trata de eso, de llorar de reir de rabiar de alegrarse por cualquer cosa de sertir que no pertenecemos a este planeta, cada cosa va a llegar a su tiempo, y creeme que el uiverso no se equivoca y te tendra preparadas todas esas alegrias que tu anhelas... que tengas un exelente dia y que la buena vibra este con tigo hoy y siempre...

    ResponderEliminar

Dice un pajarito...

Videínes :)

Loading...
se ägradece cön el tambor deL corazón, con puro amör : .